El reluming manual es una de nuestras especialidades, es un trabajo único y un arte casi extinto en la industria relojera actual. Para nosotros, el reluming significa un constante proceso de aprendizaje creativo, mediante la continua investigación y mejora de técnicas. En nuestro taller disponemos de todas las herramientas y equipos para llevar a cabo los trabajos con la mayor calidad posible. Para conseguir el mejor acabado, nos gusta utilizar una óptima selección de barnices y pigmentos adaptados individualmente a cada tipo de esfera. Antes de aplicar el lumen realizamos varias pruebas preliminares, hasta conseguir una mezcla óptima, de modo que el flujo durante la aplicación sea continuo y los puntos, marcadores o números puedan cubrirse de forma más uniforme. Otros factores como la presión atmosférica, la humedad y la temperatura, el diámetro del aplicador y el estado general de la esfera, también pueden influir en el resultado final.